La declaración del Estado de Alarma ha supuesto un impacto directo en la esfera de la contratación privada, que ha generado muchas dificultades a pymes y autónomos para poder cumplir con sus obligaciones contractuales, especialmente con respecto a las obligaciones asumidas en los contratos de arrendamiento de locales de negocio.

Si bien el Gobierno no ha dictado medidas específicas aplicables a dichos contratos, existen argumentos jurídicos que permiten atemperar los posibles desequilibrios causados como consecuencia de dicha situación (doctrina rebus sic stantibus).

Con el fin de poder resolver las dudas que puedan tener al respecto de cómo afecta el estado de alarma a los contratos de alquiler de locales de negocio, el despacho ha preparado una nota informativa, así como una cápsula informativa, a las que pueden acceder a través de los enlaces indicados a continuación.

Para acceder a la nota informativa haga clic aquí.

En caso de cualquier cuestión, no duden en ponerse en contacto con el despacho.